El Ozono: desinfección de forma natural

El ozono es un potente oxidante y desinfectante capaz de eliminar un amplio espectro de microorganismos.

Descargar el folleto informativo

La naturaleza del O3

El ozono es una sustancia cuya molécula se forma al disociarse los dos átomos que componen el gas oxígeno. Cada átomo de oxígeno liberado, se une a otra molécula de oxígeno gaseoso (O2), formando moléculas de ozono (O3). Además de su acción protectora frente a la radiación ultravioleta del sol, es también un potente oxidante y desinfectante capaz de eliminar un amplio espectro de microorganismos. De hecho, es entre 40 a 60 veces más rápido, y de 600 a 3000 veces más potente en su acción desinfectante que el cloro y sus compuestos, teniendo además gran poder desodorizante.

Tratamiento de aguas

El ozono es especialmente beneficioso en la purificación y potabilización de agua. Actualmente existen más de dos mil plantas de tratamiento de aguas con ozono en todo el mundo.

Industria alimentaria

La utilización del ozono es de gran utilidad para el almacenamiento en frío: cámaras frigoríficas, congeladores, refrigeradores y conservación en general.

Aire acondicionado

El ozono aplicado en el conducto de impulsión a la salida de la máquina del climatizador, asegura en todo momento y de manera continuada la
desinfección de los conductos, atacando a la raíz del problema: los microbios y la materia orgánica de que se alimentan, manteniendo los ambientes purificados y con alta calidad de aire interior.

Aplicación en hospitales

En general el ozono permite el mantenimiento de unas condiciones altísimas de asepsia e higiene en los centros hospitalarios, tanto en las áreas comunes de intenso tráfico de personas y pacientes, tales como habitaciones, pasillos, lavabos, aseos, cocina, restaurante, consultas, etc., como en las áreas restringidas al personal facultativo y profesional, pero que deben mantener una correcta higiene ambiental y general, como despachos, oficinas, consultas, salas de médicos, quirófanos y salas estériles, etc.

Principales ventajas

• 1. El ozono es una sustancia natural, no tóxica.
• 2. Tiene un amplio espectro en la eliminación de microorganismos.
• 3. Nunca se produce una bacteria resistente.
• 4. Debido a su descomposición se convierte en oxígeno de forma rápida.
• 5. Su olor no permanece tal y como ocurre en el caso de otros desinfectantes como el cloro o el formol.
• 6. A la vez de ser esterilizador y decolorante, tiene un efecto desodorante

• 7. Controlar la generación y la concentración es sencillo y seguro.
• 8. El perjuicio al medio ambiente es nulo.

Nota informativa

Nos parece importante y riguroso señalar que el Ozono está reconocido como BIOCIDA clase TP02 por la ECHA (European Chemical Agency). La OMS reconoce el Ozono como un potente y seguro Biocida tras análisis realizados en agua. Así mismo y en España, la SESA (Sociedad Española de Sanidad Ambiental), no reconoce su uso en tratamientos de aire o superficies como virucida por que no han constatado que lo sea, pero no por que no tenga esa capacidad.

Nautiel Service S.L, ajustándose a esta situación de desfase legal, utiliza los productos legalmente reconocidos por el Ministerio de sanidad para uso profesional y registrados en la ROESP (Registro Oficial de establecimientos y servicios plaguicidas) para las desinfecciones de superficies, y propone, como complemento a estas medidas la desinfección a nivel ambiental y aéreo, tratamiento con Ozono en dosis proporcionales adaptadas a los volúmenes de aire a tratar en cada caso.